HotelariaNotíciasRio de Janeiro

Casi 80% de la cadena hotelera de Río están ocupados para el Carnaval

A la fecha, la cadena hotelera de la ciudad de Río de Janeiro registró un promedio de 78.01% de habitaciones reservadas para el período del 26 al 28 de febrero. La información fue divulgada hoy (24) por la Unión de Alojamiento de Río de Janeiro (HotéisRIO).

Las regiones de Ipanema/Leblon y Barra/Recreio/São Conrado superan la media, con 86.471 TP3T y 82.471 TP3T de ocupación, respectivamente. En tercer lugar están Leme/Copacabana, con 74.95%, seguido por el centro (74.74%) y Flamengo/Botafogo (72.66%).

En el interior, según datos de la Asociación Brasileña de la Industria Hotelera de Río de Janeiro (Abih-RJ), la cadena hotelera tiene un promedio de 78.48% de habitaciones reservadas.

El liderazgo lo toma el municipio de Arraial do Cabo, con 95%; seguido de Paraty, con 90%. En tercer lugar, Angra dos Reis y CaboFrio están empatados, con 86.20% cada uno, seguidos por Armação dos Búzios (84.70%), Macaé (84%), Rio das Ostras (82%) y Vassouras (70.20%).

El octavo lugar también revela un empate entre Miguel Pereira y Teresópolis, con 69.40%, cada uno. Valença/Conservatória están en novena posición, con 69.30%, seguidas por Nova Friburgo (68.60%) e Itatiaia/Penedo (65.20%), en el último lugar.

El presidente de HotéisRIO, Alfredo Lopes, se muestra optimista sobre el feriado de carnaval, porque la buena ocupación actual de los hoteles continúa lo ocurrido desde el Nochevieja, debido a los turistas nacionales.

“La expectativa es que, incluso con el aplazamiento de los desfiles y la suspensión de los bloqueos de calles, la ocupación durante el feriado de Momesco llegue a 85%, ya que todavía están llegando muchas reservaciones. Al fin y al cabo, el año pasado, cuando tuvimos un carnaval sin juerga callejera ni desfiles, Río de Janeiro registró una ocupación hotelera de 80%”, recordó Lopes.

Vacunación

Lopes destacó que, además de las bellezas naturales, como playas y bosques urbanos, el avance de la vacunación contribuye al turismo en la capital, junto con las acciones del sector hotelero para la seguridad sanitaria.

La mayoría de los huéspedes son turistas nacionales. El tipo de cambio desfavorable llevó a los brasileños a optar por viajar dentro de su propio país. “Además, muchos preferían el transporte por carretera. Ambas razones, combinadas con nuestra proximidad a los principales destinos turísticos, deberían mantener alta la demanda de nuestra ciudad”.

El presidente de la ABIH-RJ, Paulo Michel, afirmó que los índices de ocupación hotelera durante el feriado de Carnaval en el interior del estado son motivo de emoción. “Como se espera en verano, las ciudades con atracciones de playa están a la cabeza. Con el avance de la vacunación, los brasileños decidieron viajar cada vez más y en distancias cortas, lo que favorece al interior de Río de Janeiro, que tiene experiencias para todos los gustos. Como muchos deciden en el último momento, creemos que esta ocupación aumentará aún más, alcanzando, en promedio, 85%”.

El secretario estatal de Turismo, Gustavo Tutuca, cree que Río de Janeiro es capaz de consolidarse como un destino seguro para recibir turistas. “Después de una Nochevieja prometedora, somos optimistas de que el año 2022 será uno de grandes logros para la hotelería y el turismo en Río de Janeiro”, afirmó.

Estación

Una investigación del Consejo Regional de Corredores de Bienes Raíces de Río de Janeiro (Creci-RJ) muestra que la tasa de ocupación de propiedades de temporada en la capital de Río de Janeiro ronda los 60% durante la semana de carnaval de este año.

Pese al aplazamiento de los desfiles de las escuelas de samba para abril y la cancelación de los bloqueos de calles, la entidad considera positivo el escenario respecto al mismo período del año pasado, cuando la tasa de ocupación fue de 35%. El incremento observado alcanza los 70%. El panorama, sin embargo, sigue siendo inferior al del carnaval prepandemia, cuando la ocupación promedio superó los 80%.

Creci-RJ estima que, para el Carnaval, la tasa de ocupación promedio de las propiedades de temporada podría llegar a 80%, porque la pandemia trajo una novedad al segmento de alquiler de temporada, que es el cierre del negocio en el último momento, es decir, casi al final. comienzo de las vacaciones.

Turistas

La mayoría de los turistas que alquilan propiedades de temporada para el Carnaval en Río de Janeiro son brasileños (70%), provenientes de la Región Sudeste, especialmente Minas Gerais y São Paulo. Pero, según Creci-RJ, también hay interés de brasileños del Sur, Nordeste y Norte. Los extranjeros aparecen en menor número (30%), principalmente de países vecinos de Sudamérica, como Chile, Uruguay, Colombia y Argentina.

La zona sur sigue siendo líder entre las zonas de la ciudad para quienes quieren pasar el Carnaval en Río de Janeiro, con énfasis en Copacabana, Ipanema y Leblon, principalmente para familias, que buscan ocio en las playas cariocas. El público más joven, como grupos de amigos, por ejemplo, busca propiedades en la región centro, Glória y Catete, atraídos por los bares y restaurantes de Lapa. El segmento de alquiler por temporada también destaca Barra da Tijuca, en la zona oeste, por su amplia oferta de ocio.

Con el avance de la vacunación de la población contra el Covid-19 y la expectativa de una reducción en la tasa de contagio de la enfermedad, Creci-RJ espera que el mercado de alquiler de temporada en la ciudad de Río de Janeiro vuelva gradualmente a su nivel prepandemia. nivel, debido a la realización de desfiles de escuelas de samba durante el feriado de Tiradentes, en abril próximo, y del Rock in Rio, previsto para septiembre.

Valores

En febrero, los precios medios de alquiler diario por temporada para el período de carnaval, en la ciudad de Río de Janeiro, alcanzan entre 300 y 400 rands para un apartamento combinado, en Copacabana; R$ 400 a R$ 550, dormitorio y salón; R$ 600 y R$ 750, dos dormitorios; y a partir del R$ 800, tres cuartas partes. En Ipanema y Leblon, las tarifas diarias promedio aumentan de R$ 400 a R$ 550, combinadas; R$ 400 a R$ 600, dormitorio y salón; R$ 680 a R$ 800, dos dormitorios; y a partir del R$ 900, tres cuartas partes.

En Barra da Tijuca, las tarifas diarias oscilan entre 350 R$ y 450 R$, dormitorio y sala de estar; R$ 500 a R$ 650, dos dormitorios; y R$ 600 a R$ 900, tres o más cuartos. Los valores caen en los barrios de Botafogo y Flamengo, donde las tarifas diarias oscilan entre 250 y 380 rands, combinados; R$ 300 a R$ 500, dormitorio y salón; R$ 350 a R$ 600, dos dormitorios; y R$ 450 a R$ 700, tres cuartas partes. En el centro de la ciudad y en los barrios de Glória y Catete, las tarifas diarias son más bajas: 200 R$ a 300 R$, habitación y salón; R$ 300 a R$ 400, dos dormitorios; y R$ 400 a R$ 550, tres cuartas partes.

Edición: María Claudia / Agencia Brasil

Lea también:

es_ESSpanish